La vida es una obra de teatro que no permite ensayos…

Por eso, canta, ríe, baila, llora
y vive intensamente cada momento de tu vida…
…antes que el telón baje
y la obra termine sin aplausos.

¡Hey, hey, sonríe!
más no te escondas detrás
de esa sonrisa…
Muestra aquello que eres, sin miedo…

Existen personas que sueñan
con tu sonrisa,  así como yo.
¡Vive! ¡Intenta!

La vida no pasa de una tentativa.

¡Ama!

Ama por encima de todo,
ama a todo y a todos…

No cierres los ojos a la suciedad del mundo,
no ignores el hambre

Olvida la bomba,
pero antes haz algo para combatirla,
aunque no te sientas capaz

¡Busca!
Busca lo que hay de bueno en todo y todos.

No hagas de los defectos una distancia,
y si, una aproximación.

¡Acepta!
La vida, las personas,
haz de ellas tu razón de vivir.

Entiende!
Entiende a las personas que piensan diferente a ti,
no las repruebes…

Eh! Mira…
Mira a tu espalda, cuantos amigos…
¿Ya hiciste a alguien feliz hoy?
¿O hiciste sufrir a alguien con tu egoísmo?

¡Eh! No corras…
¿Para que tanta prisa?
Corre apenas dentro tuyo.

¡Sueña!

Pero no perjudiques a nadie y
no transformes tu sueño en fuga.

¡Cree! ¡Espera!
Siempre habrá una salida,
siempre brillará una estrella.
Llora! ¡Lucha!
Haz aquello que te gusta…
siente lo que hay dentro de ti.

Oye…
Escucha lo que las otras personas
tienen que decir,
es importante.

Sube…
Haz de los obstáculos escalones…
para aquello que quieres alcanzar.
Más no te olvides de aquellos que no consiguieron subir
en la escalera de la vida.

Descubre!
descubre aquello que es bueno dentro tuyo…

Procura por encima de todo ser gente,
yo también voy a intentar.

¡Hey! Tú…
ahora ve en paz.
Yo preciso decirte que… TE ADORO,
simplemente porque existes…

 Charles Chaplin

La música de la vida

Si quiero tocar la guitarra, necesito usar las dos manos. Con una aprieto las cuerdas: Cada dedo aprieta una cuerda por debajo del traste; con la otra mano rasgueo la guitarra o punteo las cuerdas.

Cada una de las seis cuerdas vibra en su propia frecuencia y emite su propia nota individual. Sin embargo, es precisamente esa diferencia de sonido entre las notas lo que crea el resultado final de una bella imagen auditiva: Sonidos que fluyen y se entremezclan en nuestro oído.

Vivo y, no obstante, parece que deseo renunciar a la música de la vida. Me resulta muy difícil aceptar lo diferentes que son las personas. Quiero que todas sean como yo, que actúen como yo lo hago, que piensen como yo, e incluso, que crean en lo que yo creo. ¿Acaso es posible?

¿He oído alguna vez a un guitarrista que toque una única nota a lo largo de toda su carrera musical?

Si todas las personas fueran iguales no habría crecimiento alguno. No habría nada nuevo que estimulara nuestro intelecto y nos indujera a pensar profundamente.​

Extracto del libro:  Serenidad 

Tu mayor tesoro

Cuentan que una vez un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena, mientras pensaba en su vida y reflexionaba…

” Si tuviera un auto nuevo, sería feliz”
” Si tuviera una casa grande, sería feliz”
” Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz”
” Si tuviera una pareja perfecta, sería feliz”

En ese momento, tropezó con una bolsita llena de piedras y empezó a tirarlas una por una al mar cada vez que decía: “Sería feliz si tuviera…”

Así continuó pensando en todo lo que no tenía y que por lo tanto impedía su felicidad.

De pronto, se dio cuenta de que solo le quedaba una piedrita en la bolsa y la guardó.

Al llegar a su casa y vaciarse los bolsillos vio que aquella piedrita, era un diamante muy valioso.

¿Te imaginas cuantos diamantes arrojó al mar sin apreciarlos?

Cuántos de nosotros pasamos arrojando nuestros preciosos tesoros, por estar esperando lo que creemos perfecto, o soñando y deseando lo que no tenemos, sin darle valor a lo que tenemos cerca.

Mira a tu alrededor y si te detienes a observar, te darás cuenta cuan afortunado eres, muy cerca de ti está tu felicidad y no le has dado la oportunidad de demostrarlo.

Observa bien lo que tienes, tal vez sea un diamante valioso.

En realidad, cada día es un diamante precioso, valioso e irremplazable.

Depende de ti aprovecharlo o lanzarlo al mar del olvido para nunca mas poder recuperarlo.

¿Qué harás tú?